Bogotá, 24 de julio de 2016 (CD) El predial se ha convertido en un impuesto confiscatorio que está desplazando a los niños y sus colegios a los municipios aledaños de la ciudad de Bogotá, desestimulando la oferta de educación privada en todos los estratos.

Para el representante Samuel Hoyos,  “existen casos en los que el impuesto ha aumentado en un 1000% en un periodo de 5 años, colegios que pagaban 50 millones de predial, hoy pagan más de 550 millones anuales, mientras que el valor de la matricula solo puede aumentar de acuerdo a la inflación, lo que hace insostenible su operación y va en detrimento de la calidad de la educación”.

Este problema afecta a todos los estratos socioeconómicos, a colegios públicos y privados, a profesores, estudiantes y padres de familia de más de 1600 instituciones educativas de Bogotá, que han solicitado medidas urgentes debido a la insostenible situación presupuestal por la que atraviesan los colegios de Bogotá.

El tema será discutido esta semana en el Concejo de Bogotá, por lo cual el representante Samuel Hoyos solicitará a la administración Peñalosa eximir del pago de este impuesto a las instituciones sin ánimo de lucro. La reducción en el recaudo, según algunos cálculos, no sería mayor a 60 mil millones de pesos, y el beneficio que puede generar, al reinvertir ese dinero en educación, es incalculable. Se deben y pueden gravar otras actividades, sin embargo, hacerlo con la educación es regresivo y absurdo.

Hoyos ratifica que la solución es la construcción de más colegios, más educación y no desincentivarla con impuestos. Desafortunadamente, la educación pública aún no cuenta con la calidad y la cobertura suficiente y no se puede castigar a las instituciones privadas que cumplen una función social fundamental para los niños.

En Bogotá existe un precedente, en el que hasta el año 1994 las instituciones de educación contaron con esa exención tributaria, y teniendo en cuenta la problemática actual por la que atraviesan los colegios es hora de que se vuelva a aplicar dicho régimen.

El representante Hoyos estudiará esta problemática en el Congreso  para que se pueda aplicar en todos los colegios a nivel nacional siendo Bogotá la primera ciudad en donde se aplique dicha exención.

Leave a comment