El representante Samuel Hoyos planteó un proyecto de ley en el que el adicto se trata como un enfermo y no como a un criminal.

El proyecto tiene tres puntos fundamentales tendientes al control del porte y consumo de estupefacientes. Se propone suministrar drogas a adictos en espacios controlados, impedir el ejercicio de ciertas actividades bajo el efecto de las drogas y determinar la cantidad correspondiente a la dosis mínima.

El  suministro terapéutico de drogas previsto en la iniciativa legislativa debe ser decreciente y gratuito  en el curso de un tratamiento médico de rehabilitación a los pacientes, cuando así se requiera, con el fin de sacar al adicto de su adicción y alejarlo de la criminalidad asociada a la droga.

A raíz de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de eliminar la dosis mínima y condicionarla al uso del consumidor y su grado de adicción, el proyecto le pide al Gobierno Nacional que determine las cantidades que constituyen la dosis mínima, tras consultas con expertos psicólogos, toxicólogos y sociólogos.

Adicionalmente, el proyecto de ley condiciona el ejercicio de ciertas actividades, oficios y profesiones, cuyo desarrollo es peligroso bajo los efectos de las drogas, a exámenes periódicos o aleatorios por parte del Estado para descartar el consumo de dichas sustancias durante la ejecución de las mismas.

“La política antidrogas tradicionalmente ha enfocado sus esfuerzos en la disminución de la oferta, en la medida en que Colombia se convierte en un país consumidor, debemos enfocar mayores esfuerzos en la disminución de la demanda. Para una familia no hay mayor tragedia que alguno de sus miembrostenga problemas de adicción, debemos ayudarlos”, concluyó Hoyos.

Fuente: http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/centro-democratico-propone-nueva-politica-de-drogas/20160504/nota/3124480.aspx

Leave a comment