Un nuevo intento por limitar la reelección de los congresistas, que hoy es indefinida, se propone Samuel Hoyos, del Centro Democrático, quien plantea a través de un proyecto de ley que la continuidad de los representantes y senadores pueda darse solo por una vez.

El representante a la Cámara por Bogotá plantea permitir solo ocho años de vida legislativa. Y la iniciativa se extendería a concejales y diputados, para conseguir la reactivación popular y abrir espacios a nuevas personas.

“La idea es una ley de renovación política, para que pueda llegar gente nueva, ideas nuevas al Congreso. Hoy, es prácticamente imposible para una persona competir con unos caciques que se han atornillado en sus curules, desde hace más de veinte años o más”, explicó a LA NACIÓN.

Las razones

Asegura que es imposible porque muchos de los congresistas tienen coaptado al Estado, con entidades públicas de las que se valen para repartir cargos y mal utilizar el presupuesto en campañas políticas: “Un ciudadano del común está en desventaja clarísima”.

Asegura que la experiencia no pesa para desenvolverse en el legislativo. No necesariamente por llevar muchos años sentado en una curul una persona va a ser mejor congresista que un novato. Están los casos de Iván Duque, Paloma Valencia o Claudia López, dice el representante.

Aunque varias veces proyectos similares se han hundido, Hoyos es optimista. “No puedo dejar de legislar únicamente basado en el criterio de la viabilidad. Mi obligación con los electores del Centro Democrático es presentar propuestas encaminadas a generar cambios. No tengo la capacidad de controlar la voluntad de los congresistas. Propongo iniciativas que sirvan a la gente, ellos están en libertad de decidir cómo votar”.

Sobre por qué se fracasó en los otros intentos, respondió que su obligación es intentarlo, “no puedo dejar de hacerlo, vamos a dar el debate”. Y destaca que en esta oportunidad no se están poniendo condiciones draconianas a los congresistas, “estamos permitiendo que se reelegían por una sola vez. Entonces no veo porque se vayan oponer”.

Señaló que el tema está en proceso de socialización. Ya hay voces, como en la Alianza Verde, que estarían dispuestos a apoyarlo. En la reforma de Equilibrio de Poderes, el senador Armando Benedetti de la U sugirió un cambio en este sentido. “Creo que en esta ocasión podemos tener una mayor acogida. Es importante que estas propuestas vengan desde el propio Congreso”, enfatizó.

Asamblea y concejo

¿Cobija o iguala a los concejos y asambleas departamentales? Sí, esta es una ley que cubre todos los cuerpos colegiados de elección directa. Incluye concejos, asambleas departamentales, Cámara y Senado de la República: “Entonces una persona puede hacer una carrera muy larga en la rama legislativa pasando por todos estos cuerpos colegiados, con lo que se permite crear liderazgos parlamentarios”.

Ante voces críticas que dicen que es cortar una carrera, que se limita una actividad a buenos parlamentarios, responde que no es cierto, porque son dos períodos por cada cámara: eso da la posibilidad de estar 16 años en el Congreso, tiempo más que suficiente. El país está cansado de tener personas atornilladas a una curul. Con 16 años se pueden establecer liderazgos parlamentarios, afirma.

Sobre qué opina el expresidente Álvaro Uribe, quien aspiró a una segunda reelección, y hoy es senador, dijo que “como bancada, en el Centro Democrático tenemos unos procedimientos de socialización de los proyectos. Todos los miembros lo conocen, y tiene un periodo para las críticas, de propuestas para mejorar, cambiar cosas. Después el Partido estimará si es conveniente presentar la iniciativa.

¿Le interesa lo que diga el Gobierno Nacional? “No, no necesitamos autorización ni el visto bueno para nada. Somos una rama del poder público independiente y autónomo y como partido de oposición pues con mayor razón que no necesitamos del visto bueno”.

Ejemplos en el Huila

El típico caso con el que se ejemplifica la necesidad de limitar la reelección de los congresistas para que haya evolución es la del senador Roberto Gerleín, quien lleva 48 años como legislador, desde 1968, cuando fue elegido representante a la Cámara.

En el caso del Huila, el parlamentario con más tiempo es Hernán Andrade, con un periodo en Cámara y tres en Senado, y quien ya dijo que no aspira a repetir.

En el Concejo de Neiva, el político que lleva más tiempo es Jesús Garzón, con varias reelecciones encima. También está el liberal Roberto Escobar, que además estuvo en la Asamblea. Caso similar al del conservador Carlos Alirio Esquivel.

Leave a comment