A raíz del brote de Zika en la región se han prendido las alarmas por el aumento en el número de abortos en Colombia. Grupos pro aborto han aprovechado la situación para desinformar, sosteniendo que las madres gestantes contagiadas con el virus del Zika pueden abortar legalmente. El Gobierno no ha sido claro frente al tema y la situación empieza a ser preocupante.

La relación entre Zika y microcefalia está siendo investigada, la Organización Mundial de la Salud ha dicho que aún no hay evidencia suficiente. Se cree que las mujeres embarazadas, que contraen la infección durante los tres primeros meses de gestación, tienen riesgo de que sus hijos nazcan con la malformación.

De los 31.555 casos reportados en el país, 5.013 corresponden a mujeres embarazadas, dijo el Presidente Santos la semana pasada, resaltando que NO se ha detectado ningún caso de microcefalia hasta el momento, aunque no se descarta que se pueda presentar.

Según la OMS: “la medición más confiable para valorar si un bebé tiene microcefalia se puede hacer en el nacimiento y con mayor precisión a las 24 horas de nacido.”, cada caso es particular pero en términos generales no se trata de una malformación incompatible con la vida, salvo en casos extremos.

En el año 2006, la Corte Constitucional mediante sentencia c-355 despenalizó el aborto bajo los siguientes casos: 1. Cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer, certificada por un médico. 2. Cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida, certificada por un médico. 3. Cuando el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, abusivo o de inseminación artificial o transferencia de óvulo fecundado no consentidas, o de incesto.

Teniendo en cuenta lo anterior y, que la Microcefalia no es una malformación incompatible con la vida extra uterina, practicar abortos en mujeres contagiadas con el virus del Zika, por el simple hecho de estar infectadas, constituye un delito según el artículo 112 del código penal, declarado exequible por el tribunal constitucional en la mencionada sentencia.

En días pasados, en una misiva dirigida al Ministro de Salud, solicité al Gobierno aclarar esta situación. El Estado debe dar un parte de tranquilidad, sin bajar la guardia, a las mujeres gestantes contagiadas con el virus o en riesgo de contraerlo. El miedo y la desinformación pueden llevar a una tragedia mayor y que se termine con la vida de miles de niños que están por nacer que, en la mayoría de los casos, están sanos o que pueden llevar una vida normal a pesar de una malformación.

“Quienes optan por el aborto no dan la posibilidad de que el niño sobreviva, como sucedió conmigo y con tanta gente que trabaja, estudia y hace cosas normales, y que tienen microcefalia”, dijo a la BBC de Londres la periodista y violinista brasilera Ana Carolina Cáceres, quien a pesar de tener microcefalia, es “una mujer plena y feliz.”.

Leave a comment