“Extraña venta y readquisición de TGI”

En  días pasados, junto con el abogado Alberto Rey Boeck, solicitamos a la Superintendencia de Servicios Públicos, Contraloría, Fiscalía y Procuraduría investigar la extraña venta y posterior readquisición del 32% de la empresa Transportadora de Gas Internacional (TGI) por parte del Grupo Energía de Bogotá (GEB). Nos pareció extraño que dicha participación se hubiera vendido en el año 2011 por un valor de 400 millones de dólares para luego ser readquirida en 2014 por un valor de 880 millones de dólares, un 120% más caro en apenas tres años.

El Grupo Energía de Bogotá (GEB), además de ser propietario de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), cuenta con un importante portafolio de inversiones en el sector energético colombiano y tiene empresas en Perú, Centro América y España. El GEB es el accionista mayoritario de TGI, la principal transportadora de gas natural en Colombia. Este grupo, de capital público en su gran mayoría, es presidido por el Alcalde Mayor de Bogotá, cabeza de la Junta Directiva.

Las autoridades deben establecer si hubo un detrimento patrimonial en la enajenación y recompra del 32% de TGI, vendida en marzo de 2011 por 1.2 billones y recomprada en 2014 por 2.6 billones de pesos. Los ex alcaldes y viejos amigos Moreno y Petro, tendrán que explicar esta extraña operación en la que alguien se ganó 480 millones de dólares en tres años, los ex alcaldes de izquierda hicieron un gran negocio a los inversores de Luxemburgo, pero un pésimo negocio a la ciudad.

Son muchas las preguntas alrededor de este multimillonario negocio. Por ejemplo, nos gustaría saber las razones por las cuáles constituyeron sociedades en el exterior para hacer la venta y recompra de dichas acciones a pesar de ser una empresa, con capital público, domiciliada en Colombia. ¿Lo hicieron para evadir impuestos?, ¿para ocultar información y evadir controles?, ¿por qué abrieron cuentas bancarias en paraísos fiscales?, ¿se repartieron comisiones a los miembros de la Junta Directiva de la empresa?.

Por último, queremos saber si fue irregular el otorgamiento de préstamos inter compañía por parte de las filiales de EEB a la recién constituida sociedad TGI Iberoamérica, para la readquisición del 32% de TGI Internacional. ¿Los vendedores del 32% de TGI a la EEB se prestaron dinero para comprarse a sí mismos?, ¿tenían los representantes de la EEB la facultad de hacer préstamos para la readquisición del 32% de TGI?

Se trata del dinero de todos los bogotanos, de los pensionados y de 500 mil colombianos propietarios de Ecopetrol. ¿Quién se ganó 480 millones de dólares en tres años, tendrán alguna relación con los alcaldes Moreno y Petro? Por eso acudimos a las autoridades, para que investiguen y nos aclaren estos hechos.
@SHOYOS

Leave a comment