.-Instituciones Educativas que cambien su misión deben ser sancionadas.-

Bogotá, 10 de noviembre CD. En la mesa interpartidista que sesiona los lunes en la Universidad de los Andes en donde participan representantes estudiantiles de diferentes instituciones y tendencias políticas, El representante Samuel Hoyos defendió  el modelo de educación que se imparte en los Colegios en Concesión que funcionan en Bogotá y al mismo tiempo cuestionó los centros de Educación Superior  que han cambiado su razón de ser por entrar en los negocios particulares.

“No podemos consentir que las Universidades jueguen con la buena fe de los estudiantes y la plata de los padres de familia, al cambiar la excelencia en la educación por la multiplicidad en los negocios”, dijo el representante Samuel Hoyos.

Hoyos Mejía, dijo que anualmente en Bogotá se gradúan 63 mil bachilleres y que menos del 24 % entran a la universidad. Al referirse a la educación pública en Bogotá dijo que solo en la Universidad Distrital se inscriben 39.100 aspirantes y de esos solo son admitidos 7.100, situación que refleja las dificultades de acceso a la educación superior.

Soy partidario -dijo- de revisar los programas académicos para evitar que se les haga conejo a los estudiantes que tienen fincadas sus esperanzas en la formación  que les ofrece la Universidad para proyectar su futuro laboral.